Se hace pasar por su hija de 11 años y queda con el acosador, al que propina una paliza ¡COMPÁRTELO!

Add to Flipboard Magazine.

El presunto acosador tras la paliza que le propinó Walter Martín Rodríguez. Walter Martin Rodríguez (Facebook)

Walter Martín Rodríguez se hizo pasar por su hija de 11 años de edad que estaba siendo acosada por un hombre de 29 años, a través del WhatsApp, con el fin de desenmascararlo y que fuera detenido, según el diario argentino Los Andes. Cuando se encontró en la calle con él, en el sitio acordado, le propinó una paliza.

 

A través de su teléfono móvil, la niña recibía continuos mensajes de contenido sexual de Germán Acosta, en los que le pedía fotos íntimas así como verse con ella a pesar de ser menor de edad. Además, Acosta le enviaba fotos de su miembro. La niña, cansada de la situación, se lo contó a su padre quien empezó a seguir el juego al acosador con el fin de dar con él.

En sus mensajes, el acosador le decía a la niña lo que tenía que hacer: “Les decís que vas a ver a una amiga, yo soy de Palermo capital”, le escribió por el chat, informa el digital Qué!

“Primero me dijo que vaya a su casa y me pasó la dirección, después que a su casa no podíamos ir porque estaba su mamá y que nos veamos en la esquina de la concesionaria de autos”, contó el padre de la menor a medios locales, según publica Tele13.

El padre concertó una cita con el acosador en Villa Crespo, uno de los barrios de Buenos Aires, y le propinó una fuerte paliza, después de esperarle unos veinte minutos, para luego denunciarlo.

“La verdad es que fui a matarlo (…) No lo pensé, estaba sacado. Me separó la policía sino lo dejaba bobo”, comentó el progenitor a Minuto Uno.

“La verdad es que mucho no lo pensé, quería saber hasta dónde podía llegar. Yo le decía que tenía 11 años, la edad de mi hija y él me mandaba fotos de su miembro y me decía que no importaba que él iba a ser mi profesor y me iba a enseñar. Cualquier padre que se ponga en mi lugar hubiera hecho lo mismo”, sentenció.

La Policía detuvo a Acosta para posteriormente dejarlo en libertad aunque se ha abierto una causa a los dos: a uno por lesiones y al otro por ciberacoso.

Una vez derribado en el suelo, Martín Rodríguez le fotografió con la cara ensangrentada y subió las fotografías a su página de Facebook, donde también colgó distintas conversaciones que mantuvo con el acosador haciéndose pasar por su hija.

Martín Rodríguez ha dicho que el acosador le habrá denunciado por los golpes que le asestó “pero sé que otro padre le hubiera matado”, en unas declaraciones a una cadena de radio al ser entrevistado tras los sucesos.

En caso de ser declarado culpable, Acosta podría ser condenado de 6 meses a 4 años de prisión.

Fuente: http://www.elmundo.es/internacional/2018/02/15/5a854c4522601df77d8b458e.html

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *