Oriol Junqueras y Jordi Sánchez, expedientados por difundir mensajes políticos desde dentro de la cárcel

Add to Flipboard Magazine.
Loading...

Ambos están encarcelados de forma preventiva en Estremera y Soto del Real

Oriol Junqueras y Jordi Sánchez suman nuevos problemas desde la cárcel. El ministerio del Interior ha expedientado a ambos líderes independentistas por supuestamente aprovechar las comunicaciones familiares o las permitidas para su abogado y difundir mensajes políticos desde de dentro de la cárcel. El exvicepresidente catalán y el número 2 por la lista de Junts per Catalunya han gravado varios mensajes desde las cárceles de Estremera y Soto del Real que posteriormente se han emitido en los mítines de ambos partidos que se presentan a las elecciones atonómicas catalanas de este jueves 21 de diciembre. Seguirá ampliación.

Loading...

El expediente ya está abierto y ahora toca escuchar a Oriol Junqueras y a Jordi Sánchez para saber si aprovecharon las comunicaciones que se permiten a los presos con su familia o abogados para difundir estos mensajes. El expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez tiene una prohibición expresa del juez del Supremo para emitir mensajes de campaña y al dirigente independentista Oriol Junqueras según el ministerio del Interior se le expedienta porque solo se pueden mandar mensajes de defensa procesal o personales.

El proceso de la comisión disciplinaria puede durar ahora hasta dos semanas. Los dos candidatos a las elecciones del próximo jueves pueden presentar alegaciones para justificar su conducta. Incluso podrían demandar recabar pruebas como entrevistas con testigos o familiares. Después el instructor hará la propuesta de sanción a la comisión disciplinaria y se decidirá la falta.

De momento y como medida cautelar Instituciones Penitenciarias ha prohibido al candidato por Junts per Catalunya Jordi Sànchez, mantener contacto con una compañera de partido y también candidata a las elecciones de este jueves. Interior sospecha que Núria Guillaumes fue la persona que ayudó al expresidente de la ANC a grabar mensajes.

La sanción puede ser por falta leve, es decir, por incumplimiento de deberes o por falta grave, es decir, por desobediencia. Las faltas leves pueden acarrear amonestación y tres días de privación de paseos y de espacios comunes principalmente por la tarde. Las faltas graves se pueden resolver hasta con 30 días de privación de paseos y de espacios comunes y si hay violencia o agresividad hasta con un aislamiento en la celda de hasta 12 días.

Este fue el castigo que impusieron a Arnaldo Otegi a quien se expedientó por participar en un mitin de EH Bildu en la campaña electoral de 2012 con un mensaje grabado desde la cárcel de Logroño donde cumplía condena. Mientras se resolvió el expediente A Otegi se le impusieron medidas cautelares como la prohibición temporal de mantener comunicaciones telefónicas y visitas.

Fuente: cadenaser.com

Comentarios

Loading...

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *