Los independentistas viralizan por error un artículo satírico sobre Puigdemont.

Add to Flipboard Magazine.
Loading...

El texto, el más compartido del año en el diario ‘Financial Times’, compara irónicamente al líder catalán con Mandela, De Gaulle o Gandhi

En el año del Brexit, un trauma de proporciones aún desconocidas para Reino Unido, el artículo más compartido del diario británico Financial Times en la red social Twitter no tiene como protagonistas a Theresa May, Nigel Farage o Boris Johnson. Ni siquiera a la Unión Europea, tan denostada por sus contrarios de las Islas. El nombre propio del tuit más compartido en 2017 en el principal periódico financiero global es el de Carles Puigdemont. Y sus más acérrimos seguidores, los inesperados propagadores de la ácida ironía desplegada contra el líder soberanista.

Loading...

«El mundo tiene un nuevo y heroico luchador por la libertad. De Gaulle, Gandhi, Mandela y ahora Carles Puigdemont», empieza el texto firmado por el director editorial Robert Shrimsley, que cada semana publica una columna de carácter satírico. Atraídos por la proeza de ver el nombre del expresidente emparejado a los de dignatarios que han hecho historia en uno de los medios más prestigiosos del planeta, el eurodiputado Ramon Tremosa o el cantautor y diputado Lluis Llach, compartieron el texto sin ahondar demasiado en su contenido, cargado de ironía.

En su lugar, tomaron las palabras como literales dando por buenas las semejanzas de Puigdemont con el líder que encabezó la lucha de la Francia libre contra los nazis, el pacifista indio que desafió al colonialismo británico, y el dirigente sudafricano que combatió el apartheid. Su caso no fue único: otros muchos partidarios de la independencia agradecieron la comparación al Financial Times y lo compartieron tras interpretarlo como un espaldarazo internacional al independentismo, lo que finalmente lo convirtió en el tuit más viral del año.

En el artículo se recrea una ficticia conversación entre Puigdemont y un ayudante. «Ah, Barcelona, ¿volveré a ver Las Ramblas de nuevo?», dice el mandatario. «Podemos llevarte de vuelta en horas. Podríamos retornar como Lenin. En un tren sellado hasta Perpignan», le responde el falso colaborador. La conversación sigue entre derroteros humorísticos. «Necesitaría garantías», pide Puigdemont. «¿Qué te parece un buen vagón restaurante? No recibiremos ninguna garantía. ¿Obtuvo Ghandi garantías?».

La imaginaria charla evoca la posibilidad de que Puigdemont acabe en prisión. «Somos separatistas, no autonomistas fiscales. ¿Qué esperabas? Nada que valga la pena está exento de sufrimiento», le dice el ayudante exhortándole a afrontar la posibilidad de entrar en la cárcel. «Nadie mencionó el sufrimiento. El sufrimiento no estaba en el plan. Se suponía que amenazaría con declarar la independencia, pasaría a la historia de Cataluña y entonces negociaría devoluciones de competencias con Madrid. Tendría calles con mi nombre, me vería con Lionel Messi. Ese era el trato. Ahora tengo a la policía queriendo arrestarme por sedición».

 

Fuente: elpais.com

Comentarios

Loading...

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *