La farsante de los dedos rotos se busca la ruina en su tienda ecológica.

Add to Flipboard Magazine.
Loading...

Marta Torrecillas, la mujer que acusó en falso a la Policía de agredirla brutalmente el 1-O y de toquetearla, está sufriendo las consecuencias de su mentira en su negocio, La Catxaruda.

Marta Torrecillas Domenech, la militante de ERC que acusó en falso a la Policía de haberle roto los dedos de la mano izquierda «uno a uno» durante los incidentes del 1-O, se ha buscado la ruina.

Loading...

La farsante, cuya historia fue utilizada por el independentismo para mostrar al mundo la brutalidad de los agentes durante el referéndum ilegal, está sufriendo las consecuencias de su mentira en su negocio.

Desde 2011 Torrecillas es propietaria junto a Gerard Piñero de La Catxaruda, una tienda de productos ecológicos ubicada en el municipio de Santa Eulalia de Ronsana, en Barcelona. Vende desde butifarra a mermelada y pan de espelta, todo producto catalán 100%, por descontado.

Tras conocerse el negocio que tiene, la autora de uno de los mayores bulos del 1-O se ha visto obligada a desactivar la página web y el perfil en Facebook de su negocio ante la avalancha de críticas que estaba recibiendo.

Pero ni por ésas, porque las sigue recibiendo en la cuenta de Twitter de la tienda y hasta en Youtube, en un vídeo donde ella y su socio presentan su negocio.

Multitud de internautas están promoviendo el boicot a La Catxaruda, que obtiene buena parte de sus ganancias a través de la venta por Internet.

Torrecillas fue, durante unas horas, una heroína para los independentistas. Ella misma declaró el domingo haber sido brutalmente agredida por «defender a la gente mayor porque han pegado a niños y a gente mayor. Me han cogido, me han tirado escaleras abajo, me han dado patadas, me han roto los dedos uno a uno, en medio de las escaleras con la ropa levantada me han tocado las tetas y se reían. Me han pegado mientras lo grababa todo el mundo».

Hasta que se descubrió que todo era mentira y tuvo incluso que salir en TV3 diciendo que había exagerado por lo nerviosa que estaba en ese momento.

 

Fuente: www.esdiario.com

Comentarios

Loading...

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *