“Previsión 0 para la nevada, con bebés, sin gasolina y sin comida; ¿pagar peaje para eso?”

Add to Flipboard Magazine.

“Impotencia” y “malestar” es el sentir de los conductores que han estado atrapados en la AP-6 entre Villacastín y El Espinar en Segovia por la “falta de información” y de “previsión” de medios ante una nevada “anunciada hace una semana”.

Muchas familias se vieron sorprendidas por la nieve y debieron pasar la noche en sus coches a la espera de que las máquinas quitanieves lograran acceder hasta su posición y pudieran continuar la marcha.

El ciudadano gallego José Rúas, uno de los afectados, relató a Efe que tuvo que pasar la noche en su vehículo en El Espinar junto a su mujer y sus dos hijos, a las altura del kilómetro 62 de la AP6, en sentido Galicia. Lo mismo le sucedió a muchos otros viajeros Rúas se encontró con problemas de circulación en la tarde del sábado, sobre las ocho, cuando salió del túnel de Guadarrama.

“Hasta el túnel la circulación era lenta, en tercera, cuarta marcha”, cuenta. Pero a la salida del túnel, cada hora lograron circular 500 metros. A las 8 de la tarde no nos habíamos movido un kilómetro, y desde la diez no nos movimos”. Para pasar la noche se arreglaron “más o menos”, echando mano de ropa del maletero.

Otro usuario consideró “indignante” la situación: “Previsión 0 para la nevada, con mayores, bebés, gente sin gasolina y sin comida. Horas atrapados. Pagar peaje para eso? Me parece una injusticia plena y una situación denigrante”.

“No sabes cuánta gente se metió ayer en la AP6 con la gasolina para llegar a Madrid, no para pasar la noche. Que viajó con niños y sin agua ni comida”, ha lamentado otro viajero. Un ciudadano ha relatado que unos amigos salieron de Palencia por la tarde y aún están parados, “sin comida ni información de ningún tipo. Y con un bebé de meses!”.

El área de servicio de la localidad segoviana de Villacastín fue uno de los puntos en los que se resguardaron varias decenas de personas atrapadas por la nieve. Aquí, varios testimonios agradecen la atención dispensada por los trabajadores del bar Las Chimeneas, que “fuera de su horario se han volcado” en atender a los afectados durante toda la madrugada, a pesar de que el establecimiento tuvo problemas de electricidad, que lograron ser subsanados a las 03.00 horas, cuando se restableció la calefacción.

Otra de las afectadas, contactada por Europa Press, ha insistido en sus quejas por la “falta de información”. “Ni un Guardia Civil, ni gente de Iberpistas, nadie nos ha dicho nada, ni nos ha ayudado en nada hasta que ha llegado la UME para sacarnos. Ni un panel luminoso indicando las condiciones de la carretera, menos mal que vimos como estaba la situación y con el depósito lleno hemos aguantado la noche, pero aquí había gente con niños pequeños que no lo ha pasado bien”, denuncia.

Esta mujer, que venía de pasar unos días con su familia y se dirigía a Madrid, salió de la capital a las 16.00 horas del sábado y a mediodía del domingo seguía en carretera. “Desde las tres de la mañana hasta las diez hemos estado parados”, insiste para puntualizar que “ni con ruedas de invierno” habían podido avanzar. “Era imposible había hasta alguna quitanieve volcada”, asegura.

Fuente: www.elmundo.es

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *