¡Pillados! La Guardia Civil desvela que Puigdemont y Forn tenían en mente provocar “un conflicto armado” en Cataluña

Add to Flipboard Magazine.

Locos de remate, y de armas tomar. El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su ex conseller de Interior Joaquim Forn no descartaron en ningún momento, durante los meses previos al referéndum ilegal del 1-O, “desatar en última instancia un conflicto armado con el Estado”. (El envenenado recado de Artur Mas al loco de Puigdemont ante Ana Pastor).

La Guardia Civil lo expresa con estas palabras en el informe que el pasado mes de diciembre remitió al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, para incorporarlo a la causa que ha llevado a la cárcel a Forn, Oriol Junqueras y a los Jordis, según publica ‘OkDiario’. (Cazan al prófugo Puigdemont dándole al ‘amargo’ champagne y la ‘fría’ langosta del exilio)

Al respecto, los agentes de la Policía Judicial recuerdan que el propio Puigdemont consideró “absolutamente indispensable” que Cataluña se dote de su propio Ejército. El entonces presidente de la Generalitat lo dijo el pasado 29 de agosto (un mes antes del referéndum ilegal) en una vídeoconferencia retransmitida a través de Facebook Live, en la que respondió a preguntas de usuarios de las redes sociales.
Un ‘ejército catalán’ de 30.000 hombres

Ya en 2015, mientras Artur Mas ponía en marcha el procés, el catedrático catalán y miembro de la ANC Àlex Calvo había defendido la necesidad de crear un Ejército catalán con 30.000 efectivos para “garantizar la independencia y el mantenimiento de la paz” en Cataluña. La creación de los Mossos d’Esquadra como policía autonómica, señaló, fue “un primer paso hacia un Estado propio, que ahora corresponde completar con las Fuerzas Armadas y los servicios de inteligencia”.

La Guardia Civil también recuerda en su informe que el ex conseller Joaquim Forn aseguró el pasado 11 de octubre (pocos días después del referéndum del 1-O) que “si hay voluntad y se acepta la nueva realidad política no habrá colisión entre policías” durante el proceso de independencia.

Es decir, no descartaba que se produjeran enfrentamientos entre los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil (como de hecho llegó a ocurrir en la jornada del 1-O) si el Gobierno español se negaba a aceptar “la nueva realidad política” de Cataluña.
Llarena.

Fuente: www.periodistadigital.com

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *