A Pau Donés le dan cuatro años de vida

Add to Flipboard Magazine.

Una pena,esperemos que se equivoquen esos pronósticos. Actúa Pau Donés este martes, 26, en Madrid y los días siguientes en Barcelona y Gerona, como colofón en este 2017 de una gira por España y los Estados Unidos, coincidiendo asimismo con la aparición de un estuche en el que se reúnen exactamente cincuenta y nueve canciones, reunidas en tres discos, pertenecientes a sus grabaciones entre 1996 y el año que ahora expira.

Trágica ha sido la vida del vocalista de Jarabe de Palo, Pau Donés. Tuvo una adolescencia tranquila pero algo se torció en su familia para que cuando él contaba sólo dieciséis años, su madre, Nuria, decidiera suicidarse. Puede uno imaginarse la reacción familiar. Y el jovencísimo Pau hubo de embarcarse en oficios que no estaban previstos en su educación, pues estudiaba Ciencias Económicas, que a trancas y barrancas, aprobó. En esos años, para ayudarse en los estudios, trabajó de camarero, becario en un banco y hasta modelo. Con lo ganado, continuó sus estudios. Trabajó en Publicidad, carrera desde la que saltó como voz solista de un conjunto nuevo llamado Jarabe de Palo. En realidad, no era nueva su experiencia musical, puesto que como aficionado había formado parte de un par de grupos, Jay Company band y Dentaduras Postizas. Con Jarabe de Palo, que poco antes de su debut se había dado a conocer como Palo Cantamañanas, resultó que en su agencia de publicidad crearon un “spot” publicitario de una marca de cigarrillos, los populares “Ducados”. Llevaba las notas de una canción caribeña titulada “La Flaca”, compuesta por Pau Donés. La grabaron en un disco que, de una primera salida de cinco mil copias alcanzó cuarenta mil, gracias a la difusión de aquel anuncio. Y ello lanzó publicitariamente al conjunto y a su cantante, quien figuraba como autor de la letra y música.

“La Flaca” supuso el golpe de suerte para Pau Donés y Jarabe de Palo, pues se convirtió hace unos años en un éxito incontestable en toda España. Escondió algún tiempo su autor e intérprete la identidad de quien le había inspirado esa pieza tan marchosa. Era una modelo cubana llamada Alsaris Guzmán Morales, que lo trajo de cabeza un tiempo. Un amor frustrado, quizás imposible, pero que lo marcó esa temporada. Intentó besarla, pero según la versión de ella lo esquivó. No obstante, cuando escribió la letra, Pau Donés omitió ese gesto. Él ha sostenido que se acostó con “La Flaca” una noche. La siguió, mas ella no le hizo maldito caso. Y hasta lo amenazó por asediarla. Hasta que descubrió, siguiendo lo dicho por el cantante, que era lesbiana y que no respondía a sus invitaciones a practicar el sexo.

Pau Donés, tipo anárquico, bohemio, ha tenido muchas mujeres en su vida. Una de ellas, la madre de su hija Sara, hoy en la frontera de los catorce años, que viaja con él desde siempre en sus giras, a la que cuida y educa. Tiene novias de recambio. Y hasta amantes del pasado que vuelven a encamarse con él, como si nada. Alguna le ha confesado que también es víctima de un cáncer, lo que a Paul le ha tocado las fibras de su malherido cuerpo. Padece desde 2015 cáncer de colon, lo han intervenido quirúrgicamente varias veces y asume en su mente el terrible dictamen médico: le quedan cuatro años de vida.

Pau Donés, lucha. Hay días más esperanzados que otros para él, porque el dolor es incontrolable; jornadas más duras que otras. “Los enfermos de cáncer tenemos tumores, o no. Llevo meses que han desaparecido, pero pueden reaparecer”.

El año que termina ha sido movido. Publicó unas memorias: “50 palos… y sigo soñando”. Palos, porque es lo que ha recibido en esta vida: el suicidio de su madre le obligó a trabajar y cuidar de sus tres hermanos, como primogénito. Su padre, era empleado de banco y no sabemos si se había implicado o no en su familia. Al menos, Pau Donés demostró su sentido del deber. Y hubo de admitir que en sus estudios le era muy complicada la lectura, al padecer dislexia. Lamenta ahora no poseer más bagaje cultural. Es un tipo entero, a sus recién cumplidos en octubre cincuenta y un años. Y un poquito más de veinte de carrera musical. Un ídolo como cantante. También compositor, que ha cedido incluso composiciones en su día para que las estrenara Celia Cruz (“Dos días de la vida”) y Ricky Martin (“Cambia la piel”).

Ha repetido ya muchas veces, con el morbo que eso acarrea a su alrededor con los reporteros que no cesan de entrevistarlo, que no teme a la muerte, aunque la lleve ahora a la espalda, como una amenaza próxima. Es difícil en tales circunstancias ponerse en el lugar de quien sufre esa espada de Damocles pendiendo de una cuerda que puede romperse poco a poco… Por eso, Pau Donés merece nuestro mayor respeto, amén del reconocimiento a su talento musical.

http://www.libertaddigital.com/chic/…da-1276611205/

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *