MUY FUERTE: Los Mossos encarcelan al catalán que puso la bandera de España en su Ayuntamiento

Add to Flipboard Magazine.

Ante la negativa del alcalde del Consistorio de Balsenaty (Barcelona) de colocar la bandera de España en el balcón, un joven llamado Raúl Macià Pastor trepó para ponerla el mismo. El vídeo se hizo viral por las redes sociales, pero lo peor vino después cuando lo encarcelaron y tuvo que pasar un mes encerrado por esta acción. Raúl denuncia que desde ese día, ha sido objeto de persecución política en una localidad donde el independentismo lo impregna todo. Un día antes de la Diada, el 10 de septiembre, sufrió una denuncia por parte de un Mosso d´Esquadra vinculado familiarmente con miembros del equipo municipal de gobierno. A raíz de esta denuncia, que Raúl tacha de “falsa”, permanece encarcelado de forma preventiva.

Para Raúl no hay manifestaciones, ni velitas, ni nada por el estilo. Sólo la injusticia que el nacionalismo iene reservada para todos los que no se someten a sus imposiciones. Reproducimos una carta, escrita desde la cárcel, al nuevo alcalde de Balsareny. Vale la pena leerla para constatar el alcance de la hipocresía separatista y la falta de justicia que se vive en Cataluña:

 

“Carta a Isidre Viu, nuevo alcalde de Balsareny:

No te voy a tratar de usted, ni mucho menos, porque no te lo mereces ni como persona, ni por el cargo que ostentas como alcalde; un cargo que te queda demasiado grande, por ser quien eres y lo que representa tu partido (ERC). Este partido no representa a la mayoría del pueblo de Balsareny, sino la voluntad de unos concejales separatistas y sectarios que constantemente discriminan y marginan a la mayoría de ciudadanos de este pueblo que se sienten orgullosos de ser españoles.

Así lo reflejaste en el primer escrito que publicaste en cuanto te nombraron alcalde. Con premeditación, afirmaste que lo primero que ibas a hacer como alcalde era acabar con los grupos de “ultraderecha” de nuestro pueblo, refiriéndote con ello al conjunto de balsareñeses que no comparten tu pensamiento único y totalitario.

Tú sabes bien que en nuestro pueblo no existe ningún grupo de ultraderecha, ¿cómo entonces quieres acabar con algo que no existe? ¿A quién pretendes engañar? ¿Es así como piensas ganarte las voluntades sencillas de la gente de nuestro pueblo? No quiero pensar que serás ese tipo de alcaldes que gobiernan desde una minoría contra la mayoría de la gente normal. A eso se llama fanatismo.

Me gustaría que hablaras claro y reconocieras si cuando hablaste de eliminar a la “ultraderecha”, te referías a mí y a mis compañeros. En ese caso habría premeditación y alevosía en tus declaraciones.

Te crees que eres impune porque vives en una burbuja que ya ha empezado a resquebrajarse. Habrás visto en estos días, que España y Europa ha reaccionado con contundencia a las amenazas del grupo golpista que ha tenido secuestrada a Cataluña y su Parlamento. Parece mentira que apoyes actos sediciosos contra el Estado que te paga la nómina que cobras.

A pesar de que eres tú el que te posicionas fuera de la Ley vigente, te atreves a acusarme a mí y a los míos de franquistas, fachas, ultras, y todo tipo de apelativos denigrantes. Pues quiero decirte que simplemente somos catalanes que nos sentimos profundamente españoles y que respetamos la Ley y la Constitución. Con otras palabras, el sedicioso y totalitario, en todo caso, lo serás tú.

Es una pena que hayáis fracturado una Cataluña de 7,5 millones de habitantes, de los que sois una minoría que ni llega a dos millones; una Cataluña que es y seguirá siendo siempre una región española; una Cataluña que se ha levantado con el esfuerzo de tantos españoles venidos de otras regiones; una Cataluña que no tuvo reparos en cruzar su sangre con los recién llegados, y que ahora despreciáis con el nombre de “xarnegos” a sus hijos.

Vuestro movimiento sedicioso precisamente se tiene que alimentar de los “xarnegos” que despreciáis, pues sois una exigua minoría. Desde que el Rey transmitió su mensaje a la Nación con motivo del reto separatista, la Cataluña silenciosa despertó. ¿No viste el millón de catalanes que salieron a la calle el 8 de octubre con sus banderas españolas y catalanas? Ese 8 de octubre empezó el fin de vuestra hegemonía social y cultural, pues una mayoría de catalanes ha dicho ¡BASTA!

Yo estoy detenido, es verdad, de forma injusta como bien sabes y se acabará demostrando en un juicio. Pero tú también estás denunciado por sedición con motivo del referéndum ilegal. Sé que se ha presentado una denuncia contra ti pues sales en escenas en las mesas en las que se llevó a cabo la votación ilegal y ha aparecido tu foto en la puerta de los jubilados alzando las urnas. Tú que te saltas la ley cuando quieres, ahora estás denunciado ¿te atreverás a rebelarte contra un juez?

Ya sabes donde estoy, en el Centro Penitenciario Lledoners. Te estoy escribiendo desde una prisión a 11km de donde tú descansas creyendo que mañana Cataluña será una república Independiente. Te pido que despiertes de tu sueño absurdo. Sabes que eso no va a ocurrir y por eso debes dejar de engañar a la gente. Por mi parte, estoy aquí encerrado hasta que decidan cuándo me abren sacan para poder volver a mi pueblo, donde pienso vivir y morir: Balsareny, Cataluña, España. Mi Pueblo, Mi Tierra, Mi Corazón.

Tú sabes, y algún día se demostrará, que se me tendió una trampa con una denuncia falsa, para que se tomaran medidas cautelares contra mí y fuera metido en prisión. Ocurrió el 10 de Septiembre, en vísperas de la Diada. La denuncia llegó la semana pasada al juzgado y mientras se aclara todo he de permanecer aquí retenido. ¿Esta es la justicia que pretende vuestra República Independiente?

Se me ha denunciado simplemente por haber hecho NADA. Con unos amigos íbamos paseando tranquilamente por la calle con nuestros hijos menores, entre los que había una niña de 18 meses y, sin ningún motivo, los Mossos d`Esquadra, en un acto de prevaricación nos acordonaron y nos retuvieron ilegalmente. Por nuestra parte ya hemos denunciado esos hechos. Se nos acusaba de ir a reventar un acto separatista ¿con niños y bebés? ¿quién puede creerse esta patraña? Pues por eso ahora estoy detenido.

Pero no ha sido la primera vez. También me detuvieron en febrero cuando se me acusó de romper un letrero de Municipi per la Independència en Sallent. Pude salir en libertad al cabo de un mes. Y eso porque el Juez archivó la denuncia. Pero eso me costó estar ilegalmente detenido un mes de mi vida.

Por desgracia, gente como tú han permitido que me linchen mediáticamente digitales separatistas subvencionados como son NacióDigital, NacióManresa o Regió7, que se hartan de intentar humillarme explicando mentiras sobre mi pasado.

Pero mi mensaje no era para explicar esto, Viu. Es más sencillo, sólo quiero decirte que no tienes ninguna autoridad moral para insultarme acusándome de cosas que no soy como “ultraderechista”, simplemente por defender la unidad de España. Ello significaría que la mayoría de la población es “ultraderechista” ¿No eres capaz de darte cuenta del absurdo de tus palabras? Te recuerdo que uno de los presidentes de tu partido, Lluis Companys, fue el responsable de 8.500 asesinatos en Cataluña durante la Guerra Civil. Por tanto, no pretendas dar lecciones de moralidad a nadie.

El único fascista o mejor dicho totalitario es el que pretende saltarse las leyes vigentes sin más. Si no se respeta el Estado de Derecho, ¿se es demócrata o fascista? Contestate tú mismo a la pregunta.

Desde mi prisión, Isidre Viu, sólo quiero decirte que estoy vivo y que mantengo mis ideas inalterables y con mayor firmeza si cabe. Ni yo ni la gente del pueblo dejaremos que impongáis vuestro golpe de estado totalitario y anticonstitucional. Ni tú, ni los tuyos conseguiréis echarme de mi pueblo, pues muchos como yo no pensamos doblegarnos ante vuestra tiranía.

Raúl Macià Pastor

Desde el Centro Penitenciario Lledoners”

 

Fuente: www.alertadigital.com

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *