Los contribuyentes dicen basta: “Impuesto de Sucesiones, impuesto de ladrones” ¡COMPÁRTELO!

Add to Flipboard Magazine.

Cientos de andaluces salen a la calle para exigir la supresión del Impuesto de Sucesiones y decenas de miles apoyan esta iniciativa en toda España.

2017-03-01 (5)

Algo inédito está sucediendo en España en los últimos tiempos. Las marchas, protestas y jornadas de huelga son práctica habitual en las calles del país, pero este tipo de acciones suelen estar organizadas por lobbies, sindicatos, asociaciones de estudiantes o colectivos de trabajadores y funcionarios que, normalmente, suelen plantear aumentos de gasto público o algún tipo de blindaje por parte de la Administración de turno.

Sin embargo, las protestas que se empiezan a suceder por algunas ciudades de España carecen de precedente, ya que están encabezadas por contribuyentes cuya única petición consiste en que los políticos dejen de meterle la mano en el bolsillo. La espita de este movimiento ha sido el elevado Impuesto de Sucesiones y Donaciones que aplican algunas comunidades autónomas, como es caso de Andalucía, Asturias, Extremadura o Aragón, donde las familias pueden llegar a pagar hasta mil veces más que los canarios por las herencias.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se quejaba recientemente de la baja tributación que ofrecía en esta materia la Comunidad de Madrid, ya que cada vez son más los andaluces que, al igual que sucede en otras regiones, deciden trasladar su residencia para evitar el pago de este impuesto. Díaz, con el apoyo de otros barones socialistas, pretende armonizar al alza este tributo en toda España para frenar esta fuga de población a costa, eso sí, de disparar la fiscalidad al resto de españoles. Además, una subida de estas características haría que la Comunidad de Madrid aportase aún más dinero al sistema de financiación, con el consiguiente ingreso extra para las arcas andaluzas.

La subida del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en toda España es uno de los puntos clave que están negociando Gobierno y CCAA para reformar el sistema de financiación territorial, pero los contribuyentes más afectados por este impuesto rechazan esta salida, pues en nada aliviaría su situación. Lo que piden, por el contrario, es que Andalucía y el resto de autonomías que mantienen este impuesto en niveles elevados lo bajen o eliminen, tal y como ha hecho Madrid, hasta el punto de salir a la calle en señal de protesta.

Éste es el caso de la plataforma Stop Impuesto de Sucesiones que ha surgido en Andalucía, que se presenta como un “movimiento social, sin colores políticos, por la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía. ¡Es tu herencia, lucha por ella!”. Su web ya cuenta con cerca de 30.000 apoyos por parte de particulares y afectados, y este martes han organizado una marcha por las calles de Sevilla, donde han reunido a cientos de manifestantes para exigir a Díaz la eliminación de este particular tributo.

Al grito de “somos ahorradores, no somos ladrones”, “impuesto de Sucesiones, impuesto de ladrones”, son muchos los andaluces que apoyan esta iniciativa.

En Andalucía, se produce una media de 19 renuncias de herencias cada día ante la imposibilidad de poder afrontar el pago de este tributo, y son miles los andaluces que deciden empadronarse cada año en Madrid para evitar que la Junta se embolse el patrimonio de sus herederos. “Es un expolio institucional, la Junta se ha curado en salud para que las donaciones en vida cuesten casi lo mismo y aplica un valor corrector al catastro para elevar la suma”, según denuncia Juan Carlos Valverde, presidente de la asociación.

No es la única protesta que se está produciendo en España. El testimonio de Clavelina García ha conmovido a la opinión pública. Esta asturiana de 82 años heredó un piso que tenía su hermano, valorado en 300.000 euros, y cuando empezó los trámites le comunicaron que tenía que abonar 80.000 euros en impuestos. “Si tuviera dinero para irme de aquí me iría, pero no puedo. Están consiguiendo que Asturias pierda población y calidad de vida, la gente está cansada y quiere cambiar de residencia… Es una auténtica pena”, explicaba Clavelina a El Mundo. Su entrevista en Espejo Público para contar su historia tuvo un gran impacto. “No me parece justo que tenga que regalar un pedazo de mi casa al Gobierno después de trabajar toda la vida”, denunciaba.

Su testimonio ha animado a muchos asturianos a exigir la supresión del Impuesto de Sucesiones. El abogado Álvaro López Castro es impulsor y portavoz de la plataforma ciudadana que reclama la supresión de este tributo en el Principado y advierte de que no pararán hasta lograr su objetivo. A cierre del pasado año, habían logrado recabar casi 90.000 firmas en Asturias pidiendo su eliminación.

“Pedimos que hasta tercer grado, que es de tíos a sobrinos, este impuesto no exista porque no tiene razón de ser. A la hora de heredar un piso de padres a hijos ya se ha pagado bastante. Se ha pagado cuando se ha comprado, el IBI toda la vida… Y resulta que cuando los hijos van a heredar un piso conseguido con todo el esfuerzo de los padres, lo tienen que vender porque no pueden pagar el impuesto de Sucesiones y Donaciones […] Si por un piso céntrico tienes que pagar 15.000 ó 20.000 euros de la Plusvalía y 40.000 de Sucesiones, vale más que se queden con el piso, que es lo que está pasando”, según denunciaba a El Comercio.

Decenas de miles de firmas

Además de estas iniciativas, han surgido varias peticiones de recogida de firmas en la plataforma Change.org para exigir lo mismo en el conjunto de España…

1. Supresión del impuesto de sucesiones: 10.000 firmas

El impuesto de sucesiones es el impuesto más injusto e inmoral de los muchísimos impuestos que pagamos en España. Una herencia de tus padres, unos bienes regulados por los que han estado años pagando impuestos y por los que han trabajado toda su vida, ahora cuando se mueren te vuelven a hacer pagar.

Muchas familias pierden todo por lo que han trabajado sus progenitores, ya que no pueden hacer frente a esa cantidad de impuestos tan elevada. Y esto es injusto ya seas de clase baja, media o alta, es la enésima vez que pagas por lo que has trabajado toda tu vida, sólo que está vez cuando ya has pasado a mejor vida. Por eso pido que firmes esta petición para que el Gobierno elimine este impuesto.

2. Extremadura hereda 100X100: 17.250 firmas

Extremadura es una de las comunidades autónomas (junto con Andalucía) con más impuestos. Y entre todos ellos hay uno que es especialmente injusto: el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Cuando un extremeño fallece, después de haber pagado durante toda la vida impuestos por los ahorros y el patrimonio que ha reunido con su esfuerzo, sus hijos o cónyuge tienen que volver a pagar por ello.

Consideramos que se trata de una injusticia que nos empobrece y fomenta el éxodo de contribuyentes a otras comunidades autónomas. Cada año, muchos extremeños renuncian a su herencia por no poder hacer frente al pago de este impuesto.

Exigimos tener derecho a que nuestros hijos disfruten del esfuerzo y sacrificio de sus padres y así sucesivamente. Consideramos este impuesto un robo, puesto que los bienes se tributan en vida y en muerte, por sus herederos. Es decir, 2 veces. No queremos volver a pagar por algo que ya se ha pagado con años de esfuerzo y sacrificio.

3. Supresión de Sucesiones en Andalucía: 43.800 firmas

Andalucía es una de las comunidades autónomas con el impuesto de sucesiones más alto. Para nosotros no se aplican las bonificaciones que en la mayoría de comunidades casi eliminan la cuantía a pagar cuando uno hereda algo […] No es justo que después del esfuerzo de nuestros padres y haber tributado con creces por su casa con otros impuestos(plusvalías, IBI, etc.), es decir doble tributación, no revierta en sus hijos.

Fuente: http://www.libremercado.com/2017-02-28/los-contribuyentes-dicen-basta-impuesto-de-sucesiones-impuesto-de-ladrones-1276593741/

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *