La fiebre escarlata está de vuelta, y necesitas conocer las señales. Pasarlo a quien tenga hijos, por favor!!!

Add to Flipboard Magazine.

Nadie quiere ver a su hijo enfermo. Cuando tu pequeño se siente mal, te sientes impotente y solo quieres que vuelva a su estado normal.

Una enfermedad que afecta principalmente a niños de entre 5 y 15 años está regresando a todo el mundo.

En esta temporada de resfriados y gripe, esté atento a las señales que lo ayuden a detectarlo temprano.

Cuando veas que tiene picazón, un sarpullido en desarrollo y dolor de garganta, puedes estar seguro de que es hora de ver a un médico.

.

Fuente :Telegraph.

Si bien esta infección fue más común en el pasado, gracias a los antibióticos modernos, se ha vuelto menos amenazante. Así que muchos de nosotros nos hemos olvidado de ella.

Sin embargo, la cantidad de casos ha vuelto a aumentar desde 2015, debido a una nueva tensión agresiva.

La misma bacteria responsable de la faringitis estreptocócica también es responsable de la fiebre escarlata. El estreptococo secreta una toxina en los niños, y aquellos que son propensos a la bacteria, probablemente contraen esta enfermedad.

Aquellos que padecen de la enfermedad experimentarán una erupción similar a una quemadura solar en el cuello, el pecho, la espalda y la cara, con la excepción de alrededor de la boca.

Después de seis días, las áreas afectadas de la piel comenzarán a desprenderse.

Otros síntomas que acompañan a la fiebre escarlata incluyen:

Fiebre alta (101 °F) (38,33 ºC), sarpullido rojo, dolor de garganta, cara ruborizada, picazón de la piel, dolor abdominal y glándulas del cuello hinchadas.

Fuente :NHS Choices.

La fiebre escarlata es contagiosa, por lo que si tu pequeño sufre de la enfermedad, asegúrate de que se mantenga alejado de sus amigos y hermanos para evitar contagiarla.

También querrás separar el cepillo de dientes del resto de la familia para evitar que el virus se propague.

La fiebre escarlata por lo general requiere un tratamiento de diez días con antibióticos. No deberías enviarlos a la escuela hasta por lo menos 24 horas después de que hayan pasado los síntomas.

Si no se trata, la fiebre escarlata podría causar complicaciones que están relacionadas con problemas de riñón, corazón y otros órganos.

Comparta con todas las personas que conoce que tiene niños para que sepan sobre esta enfermedad.

Fuente : Gotta Do The Right Thing.

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *