Botín y FG ofrecen a Carmena 1.500 pisos para alquilar a 300 euros

Add to Flipboard Magazine.

Los presidentes de Santander y BBVA han puesto a disposición de la alcaldesa de Madrid un parque de viviendas que llevan dos años vacías.

Los grandes banqueros no solo se sientan ya con los alcaldes afines a Podemos. También comienzan hacer a gestos hacia ellos. Manuela Carmena ha conseguido un parque de 1.500 viviendas del Santander y BBVA para destinarlas a alquiler social. Ana Botín y Francisco González se comprometieron en las recientes reuniones que han mantenido con ella.

Manuela Carmena saluda en la Plaza de Cibeles tras se investida como nueva alcaldesa de Madrid

Manuela Carmena saluda en la Plaza de Cibeles tras se investida como nueva alcaldesa de Madrid

Según fuentes conocedoras de los encuentros, los bancos no quisieron, en un principio, concretar el número exacto de viviendas que podrían ceder al Ayuntamiento. Argumentaron que no conocían, en concreto, cuáles están vacías y cuáles ocupadas.

No obstante, coincidieron en que el 75% de los pisos que ambas entidades entregaron al Fondo Social de Vivienda, hace ya dos años, están todavía vacíos, al mismo tiempo que muchas familias que son desahuciadas no encuentran una casa donde refugiarse.

Los dos grandes banqueros del país criticaron ante Carmena que ese mecanismo no estaba funcionando y que, después de todo este tiempo, persisten un gran número de inmuebles sin adjudicar por problemas administrativos.

1.500 pisos para alquiler social por 300 euros

Según las fuentes consultadas, Santander y BBVA informaron a la alcaldesa de Madrid que tienen cedidos al Fondo Social de Vivienda, gestionado por el Ministerio de Economía, alrededor de 1.500 inmuebles y de que en la mayoría de los casos se encuentran desocupados.

Las entidades se comprometieron en aquel momento a poner en alquiler estos pisos con una cuota mensual que rondara los 300 euros al mes. Esta disposición se mantiene y así se lo hicieron saber a Carmena.

Botín y González le trasladaron, por tanto, que la solución no pasa por poner más inmuebles a disposición de estas familias, como en adjudicar los ya destinados a este fin, que -propusieron- podrían pasar ahora a ser gestionados por los ayuntamientos.

Los banqueros reivindicaron sus planes propios

Los banqueros no quisieron desaprovechar tampoco la oportunidad para reivindicar ante Carmena sus propios planes de choque.

Las fuentes próximas a la reunión consultadas por ECD aseguran que el presidente de BBVA destacó a Carmena que el banco había adoptado iniciativas urgentes contra los desahucios, desde el inicio de la crisis, porque él era personalmente consciente de la difícil situación que atravesaban algunos clientes de la entidad.

Le resaltó, por ejemplo, que 66.166 clientes con dificultades para hacer frente a sus préstamos hipotecarios habían sido refinanciados por el banco desde 2008. Además, se habían acordado 11.684 daciones en pago en ese mismo periodo.

También le explicó que ninguna familia con personas menores de 16 años y mayores de 55 ha sido desahuciada por su banco. Tampoco familias numerosas, monoparentales o en trámites de separación, ni con algún miembro con discapacidad, enfermedad grave o víctima de violencia de género.

Ana Botín también reivindicó los planes del Santander. Le explicó, por ejemplo, queel banco había emprendido 35.000 operaciones de moratoria hipotecaria a clientes durante los años de la crisis.

Familias que no pueden pagar las facturas

Desde los dos bancos recordaron también a la alcaldesa que, después de la entrega del piso, no pocas familias se encuentran con el problema de que a continuación no pueden pagar el agua, luz, gas, la comunidad de vecinos, etc.

Carmena les apuntó que el Ayuntamiento de Madrid se haría cargo de estos gastos en los casos de extrema necesidad. Y les adelantó, además, que ya ha conseguido una cita con los máximos ejecutivos de las principales eléctricas(Iberdrola, Endesa y Gas Natural) para tratar de este asunto.

Los detalles menos conocidos de los encuentros

Las dos entrevistas se celebraron en un ambiente de hermetismo. Los fotógrafos no pudieron tomar instantáneas de los encuentros y la alcaldesa rechazó hacer declaraciones.

Carmena se reunió en primer lugar con el presidente del BBVA, Francisco González, y con otros miembros de su equipo, en el despacho de la Torre Azca, en Castellana. La dirección del banco decidió recibirle allí porque, aunque se trataba de una reunión privada, Carmena ya había sido investida alcaldesa y el encuentro requería de la máxima formalidad.

Hay que recordar que cuando visitó al presidente de Bankia, días antes de su toma de posesión, ambos intercambiaron impresiones en una de las salas de reuniones de la sede central de la entidad en la Torre Kio.

Sobre la visita al BBVA, fuentes de los asistentes relatan a este confidencial que la alcaldesa llegó a pie al encuentro con González, acompañada por una de las concejales de Ahora Madrid, Marta Higueras. Otras fuentes apuntan, además, que ambas viajaron en metro hasta el intercambiador de Nuevos Ministerios, próximo a la sede del banco. No utilizaron, por tanto, el garaje privado para acceder al edificio, por el que sí entran en coche algunas otras visitas de alto nivel.

El despacho del presidente de BBVA se ubica todavía en Azca y no en la nueva sede de Las Tablas, donde ya se han trasladado algunos departamentos del banco.

En coche oficial hasta el Santander

Posteriormente, la alcaldesa y la concejal Higueras se desplazaron en un vehículo oficial a las oficinas del Banco Santander situadas en el Paseo de la Castellana 24, donde mantuvieron el encuentro con Ana Botín.

La reunión se desarrolló en este edificio, donde la presidenta tiene un despacho en pleno centro de Madrid. El más habitual, ubicado en las oficinas centrales de la entidad en Boadilla del Monte, se encuentra a 25 kilómetros de la capital. Este palacete, antigua sede del banco, está destinado ahora sobre todo al asesoramiento a clientes de banca privada del grupo Santander.

Carmena no llevó papeles al encuentro con Botín, ni aportó tampoco excesiva documentación. Si portaba una pequeña bolsa. Aunque se le ofreció café, solo tomó agua durante los 45 minutos que duró la reunión.

Comentarios

Comentarios

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *